Cutículas, ¿Las eliminamos?

El cuidado de las cutículas se considera la base de una buena manicura. Sin embargo, surgen muchas dudas sobre cómo cuidarlas: ¿Es bueno quitar las cutículas? ¿Es mejor cortarlas o empujarlas? ¿Tenemos que hidratarlas? En este post vamos a despejar todas las dudas sobre el adecuado cuidado de las cutículas para que puedas lucir una manicura perfecta.

¿Qué son y para qué sirven las cutículas?

La cutícula es una fina capa de piel que sella la unión de la uña y el dedo. Las cutículas juegan
un papel clave en la protección ya que evitan la entrada de agentes externos, como
microorganismos y, por tanto, protegen a nuestras uñas de posibles infecciones.  
El tamaño de la cutícula varía de una persona a otra. Aunque lo normal es que no se aprecie excesivamente, en algunas personas las cutículas se desarrollan demasiado y se vuelven más gruesas. Este sobrecrecimiento puede afectar tanto a su funcionalidad como al aspecto de las uñas.

Ahora bien, ¿Cómo podemos retirar las cutículas de manera correcta?

Una de las principales dudas sobre la manicura es si es bueno o no quitar las cutículas. Tal y como hemos mencionado, las cutículas tienen una función crucial en la protección de nuestras uñas contra agentes externos y, por lo tanto, no debemos eliminarlas por completo.
Lo más adecuado si queremos tener unas uñas despejadas y lucir una manicura perfecta sin daños, es retirar el exceso de cutículas de manera no agresiva, suave y sin heridas.
En los centros de manicura y estética y, cada vez más en nuestras casas, utilizamos
herramientas agresivas para eliminar las cutículas como el torno, alicates, palitos de naranjo, etc. Cuando esto sucede, al eliminar totalmente las cutículas, la uña queda expuesta directamente a los factores externos y pueden aparecer infecciones e incluso daños en la matriz, además de posibles heridas en el contorno de la uña.

Sin embargo, retirando únicamente el exceso de cutículas, sin utilizar herramientas metálicas, conseguiremos de manera segura y eficaz unas uñas despejadas y listas para la manicura.

Unglax Scrub Cutículas

Unglax Scrub Cutículas es un gel exfoliante que retira suavemente las cutículas para conseguir unas uñas más limpias, sanas y sin heridas.

Al aplicar el producto sobre las cutículas, su fórmula con AHA hace que estas se reblandezcan en tan solo unos minutos. A continuación, gracias a sus micropartículas de Sílica podemos retirar el exceso de cutículas y piel muerta realizando un suave masaje de manera que no necesitamos usar herramientas como palitos de naranjo, que empujan y dañan las uñas y la piel.

Además de la doble acción exfoliante de Unglax Scrub Cutículas, la fórmula se refuerza con el complejo K-boost Complex y glicerina que hidratan y protegen las uñas y cutículas, estimulan la formación de la queratina y reparan y rejuvenecen la superficie ungueal. 

Con Unglax Scrub Cutículas retirarás el exceso de cutículas para conseguir unas uñas despejadas y unas cutículas sanas y sin heridas.
Un paso clave para una manicura perfecta.

¿Cómo usar Unglax Scrub Cutículas?

Aplica Unglax Scrub Cutículas antes de aplicar el esmalte de color para conseguir unas uñas despejadas y listas para la manicura. Además, si normalmente no llevas las uñas pintadas, también puedes usar Unglax Scrub Cutículas una vez a la semana para mantener tus cutículas cuidadas de una manera fácil y segura para tus uñas.